•  
  • Whatsapp Andaluza de Moquetas
  • Te llamamos gratuitamente
  • Aceptamos Paypal en Andaluza de Moquetas

Las alfombras han marcado siempre el camino que se recorrerá entre dos puntos cuando presidentes, jefes de estados o reyes han intervenido en algún acto protocolario. Cuando en una iglesia se decide poner una alfombra, el acto se reviste de elegancia, además de una clara intención de querer minimizar la presencia de los invitados para dar más protagonismo a los novios cuando van  caminando hacia el altar.

El color rojo o púrpura en las alfombras siempre ha destacado como referencia histórica desde la antigüedad y ha supuesto un icono en nuestros días para determinados eventos como por ejemplo la entrega de los Oscars de Hollywood. Además de dar un aspecto rutilante y solemne a cualquier ceremonia su formato ha ido cambiando para adaptarse a nuestros tiempos.

Trasladando esta costumbre milenaria hasta nuestros días llegamos a un mercado como el nupcial donde las alfombras se han simplificado en colores totalmente lisos, eliminando todo rastro de dibujos y líneas arabescas.

¿Qué tipo de iglesias son las que solemos ver con este tipo de decoraciones?

En realidad salvo las basílicas o templos donde se reservan sus altares para grandes personalidades, el resto de iglesias como parroquias y capillas están destinadas al común de los mortales. En el caso de las capillas son iglesias de menor tamaño arquitectónico con un altar pequeño. Pueden ser independientes de una iglesia más grande, como también estar dentro de ellas.

En estas pequeñas iglesias la sencillez ceremonial destaca muchas veces por las construcciones llenas de líneas sobrias y angulosas, donde una alfombra moderna de colores lisas genera una sensación de espacios más abiertos. Pero cuando pensamos en la decoración de nuestra boda, lo primero que pensamos es en el interior de la iglesia o la decoración del lugar de la celebración posterior pero ¿qué pasa con la entrada a la iglesia? Muchas veces es la gran olvidada ¡y es lo primero que ven nuestros invitados!, así que por qué no extender la alfombra unos metros más antes de llegar a la entrada de la iglesia, o por qué no poner un  centro de flores…

Las flores también son un elemento decorativo que no puedes olvidar, sobre todo en las mesas de los invitados en tu boda, eso sí, no demasiado grandes para que entre los invitados puedan verse y conversar sin tener que inclinarse, son un adorno casi obligado pues de lo contrario quedaría muy vacía la mesa, aunque en muchos banquetes de bodas también se decoran con fruta fresca, como piñas o lo que últimamente está causando furor entre los organizadores de eventos para bodas, el tallado de frutas y verduras que puede aportar un plus en creatividad si está realizado por verdaderos profesionales.

Así que si vas a celebrar una boda, ya sabes que la alfombra tipo moqueta sigue siendo la reina de las decoraciones, pudiéndose comprar en nuestra tienda online en dos anchos diferentes, bien la de 2 ó 1 metro y con una longitud de 60 metros. Al mismo tiempo disponemos de rollos de moquetas para venderlas por metraje en menor cantidad.

¡Envíanos un whatsapp!
Powered by